El péndulo es de un vector de poder de energía psíquica que, a simple vista, pudiera parecer un objeto o amuleto cualquiera. Y sin embargo aporta a su poseedor la certeza de que es algo más. 

 

En su definición más simple un péndulo es un objeto que oscila, de cualquier forma, de cualquier tamaño y de cualquier material. Sin embargo, definiéndolo más allá de lo mundano y lo visible, un péndulo es un objeto que brinda una conexión única entre el inconsciente y el consciente del portador y cuyos beneficios pueden ser adquiridas con su uso correcto. Es un objeto que brinda clarividencia, telepatía y abre la capacidad de entender todos los procesos espirituales, trabajando con la consciencia divina.

 

Los primeros péndulos consistían de una simple llave suspendida de un hilo a la cual que se utilizaba para responder preguntas. A medida que se movía circularmente, las respuestas podían ser positivas o negativas. Con el tiempo la llave fue sustituida por una sortija o una pequeña bola de plomo.

 

El paso de los años fue adquiriendo formas más refinadas y se utilizaron materiales más sofisticados como el cristal, oro, ébano y marfil.

 

En la actualidad quienes utilizan los péndulos prefieren los péndulos sólidos de cuarzo, aunque requieren de constante limpieza energética, ya que puede cargarse con facilidad de toda clase de energías.

 

La realidad es que, a pesar de que pudiera parecer un instrumento de uso exclusivo y que requiere cierto conocimiento, es un aparato poderoso que puede ser de utilidad a cualquier persona con cierto conocimiento y preparación. Un péndulo puede ser utilizado para tomar decisiones importantes y averiguar sobre aspectos de la vida cotidiana. C